Voluntariado universitario, la mejor forma de demostrar tu solidaridad

Hacerte voluntario implica dedicar parte de tu tiempo y esfuerzo a hacer algo por lo demás, a dedicar unas horas al día o a la semana en ayudar con tu trabajo a que otras personas mejoren su calidad de vida y opten a un futuro mejor, o a preservar la Naturaleza, por ejemplo. Ya sabemos que la vida de estudiante es una mezcla de diversión y responsabilidades, de fiestas y exámenes, de apuntes y salidas con amigos y compañeros… Pero el día tiene 24 horas y, si las sabes aprovechar bien, dan para mucho, por lo que seguro que puedes sacar tiempo para dedicárselo a otros que, en el fondo, también es tiempo para ti.

Hacer un voluntariado es una experiencia única, tanto personal como profesionalmente

Hacer un voluntariado es una experiencia única, tanto personal como profesionalmente

Hacerte voluntario implica dedicar parte de tu tiempo y esfuerzo a hacer algo por lo demás, a dedicar unas horas al día o a la semana en ayudar con tu trabajo a que otras personas mejoren su calidad de vida y opten a un futuro mejor, o a preservar la Naturaleza, por ejemplo. Ya sabemos que la vida de estudiante es una mezcla de diversión y responsabilidades, de fiestas y exámenes, de apuntes y salidas con amigos y compañeros… Pero el día tiene 24 horas y, si las sabes aprovechar bien, dan para mucho, por lo que seguro que puedes sacar tiempo para dedicárselo a otros que, en el fondo, también es tiempo para ti.

Diferentes tipos de voluntariado para que encuentres dónde dar lo mejor de ti

No solo dar lo mejor de ti, sino también mejorar tanto en el ámbito personal como en el profesional, para ello, hay diferentes tipos de voluntariado para que elijas según tus intereses y capacidades, y del tiempo que dispongas; incluso hay estudiantes que, igual que se toman un año sabático para aprender idiomas, por ejemplo, lo hacen para completar un proyecto de voluntariado.

¿En qué puedes colaborar? Pues, proyectos y necesidades hay de todo tipo: el voluntariado social es, quizás, el más extendido y posiblemente el área donde más y mayores necesidades hay. Se trata de cubrir las necesidades de niños, mayores o personas discapacitadas. El Medio Ambiente y luchar contra el maltrato animal es otra de las parcelas donde puedes colaborar.

Luchar contra la marginación o la injusticia social, y a favor de la diversidad sexual, de la integración de los inmigrantes, de las minorías étnicas o de los refugiados políticos, también merecería tu atención y esfuerzo. En Emplea Universitaria se publican ofertas de todo este tipo de voluntariado para que puedas decidir en dónde mejor te puedes ubicar.

La ventajas de ser voluntario

Además de ventajas en el ámbito de lo estrictamente personal, lo que supone para ti el realizar actividades desinteresadamente para los demás, ser voluntario también te ofrece ventajas profesionales ya que es una forma de adquirir la experiencia que las empresas siempre valoran a la hora de contratar un nuevo trabajador. Las universidades españolas ofertan programas de voluntariado para estudiantes, a veces, incluso para otros países, con lo que la experiencia puede ser doblemente gratificante. África, Sudamérica o Europa Central pueden ser lugares de destino para estas actividades de voluntariado.

Anímate y ya verás como te encuentras con una experiencia única e inolvidable que llevarás contigo durante toda la vida. ¡Hazte voluntario!
Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete