Un año sabático para aprender idiomas

Cada vez son más los jóvenes y no tan jóvenes que tras acabar sus estudios de formación o universitarios se ven sin saber hacia dónde enfocar su vida. El actual mercado laboral está en una situación crítica, lo que hace que estas personas tengan más complicado tomar una elección a la hora de plantear su carrera profesional.

Cada vez son más los jóvenes y no tan jóvenes que tras acabar sus estudios de formación o universitarios se ven sin saber hacia dónde enfocar su vida. El actual mercado laboral está en una situación crítica, lo que hace que estas personas tengan más complicado tomar una elección a la hora de plantear su carrera profesional.

Aprende un idioma durante tu año sabático

Aprende un idioma durante tu año sabático

Anteriormente cuando se oía la frase de año sabático, nos venía a la mente jóvenes más adinerados que durante esos 12 meses se dedicaban a dar vueltas por el mundo, intentando conectar consigo mismos. Actualmente, un año sabático se puede traducir a una apuesta segura para aprender un idioma.

Si poseemos una disponibilidad adecuada para poder empaquetar nuestras pertenencias y viajar a otro país, la eficacia de nuestro plan de estudios aumenta de manera exponencial. Bien es cierto que los libros educativos y las academias en nuestra propia ciudad son un buen comienzo para aprender un idioma, empezar a fijar contenidos y soltarse con la nueva lengua, pero poseen muchas carencias si lo comparamos con una estancia en el extranjero.

La gran ventaja de la inmersión lingüística radica en que el estudiante nunca deja de serlo. Es decir, la persona que viaja al extranjero es durante las 24 horas del día un estudiante dispuesto a aprender en todo momento. De esta manera desde conversar con cualquier persona hasta ir al cine a ver una película dotará de conocimientos al estudiante. Además de que la experiencia de vivir en otro país hace crecer como persona, ya que estamos en contacto con otra cultura.

Bien es cierto que si nos atrevemos a vivir una temporada en el extranjero, lo ideal es asistir a unas clases donde se pueda atender a las explicaciones de los profesores. De esta manera, no sólo se aprenden conocimientos como vocabulario específico o tiempos verbales, sino que en muchas ocasiones, el profesorado suele dar trucos para aprender determinadas habilidades o puede corregir los errores que se puedan cometer. Por ello, asistir a clases del idioma elegido es más que beneficioso para adquirir conocimientos, pero también para poner remedio a los fallos.

Con todo esto, el estudiante también puede aprovechar el tiempo para compaginar su estancia en el extranjero para hacer turismo, o bien desempeñar cualquier trabajo, o incluso prepararse alguna prueba académica que avale su nivel de idioma. Todo ello dirigido a aprovechar al máximo la estancia en el extranjero.

Y lo mejor para realizar un viaje lingüístico de este tipo es hacerlo junto a los mejores en su sector. Visita esta página web de ESL Idiomas donde encontrarás gran variedad de programas de estudios desde cursos de inglés en Malta o en Londres, así como planes de estudio de otras lenguas en los más distintos destinos. ESL ofrece los más diversos cursos de idiomas en el extranjero para darle lo mejor a sus estudiantes, dependiendo las necesidades individuales.

Este año 2013, aprender idiomas será una realidad.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete