Técnicas de memorización: retener información ya no es un problema

A lo largo de los años se han inventado y mejorado una gran cantidad de técnicas de memorización para mejorar nuestra lectura, porque es algo vital. Una mejor comprensión incrementa tu capacidad de retención. Cuando aprendes, adquieres información de forma casi automática. Esto sería imposible sin tu capacidad de ‘almacenar’ conocimiento: datos, nombres, referencias…

La memoria es una herramienta esencial que no se puede separar de la lectura, ya que es casi nuestra mayor fuente de información. Cuando necesitamos saber algo, normalmente lo leemos. El problema es que mucha gente cree que cuanto más repitas mejor se graba la información en tu cerebro, cuando es precisamente al revés.

Las mejores 8 técnicas de memorización

La memoria es la facultad psíquica por medio de la cual se retiene y recuerda el pasado. 

Estos métodos nos permitirán memorizar más fácilmente el contenido deseado. Evitan que el contenido se retenga en la memoria a corto plazo -donde la información solo permanec unos segundos-, facilitando el acceso la memoria a largo plazo en la que la información permanece mucho más tiempo.

Técnica de memorización 1: Conectar y enlazar

Una pieza clave para la memoria es ejercitar la habilidad de representar en nuestra mente aquello que interesa retener. Para trabajar la creación de imágenes, primero debes empezar con palabras sencillas, tales como gato, camión, faro… La palabra que más te guste, lo importante es que te la imagines muy detalladamente, que seas capaz de concretar los colores, las formas e incluso sus sonidos, olores y, porque no, también, sabores…

El siguiente paso es intentar representar otras palabras más abstractas como alegría, angustia, premonición, etc.

Técnica de memorización 2: Contar una historia

Se construye una historia con todas las palabras que debemos memorizar y, posteriormente recordar,  En este caso no es importante el orden, pero sí que aparezcan todos los elementos a memorizar.

Queremos memorizar los siguientes datos: VOLCÁN – EL TEIDE – TENERIFE- 3718M

A continuación creamos una historia con los datos que queremos memorizar:

Ej.: María caminaba tranquilamente por el prado, cuando de repente visualizó un volcán muy alto. Perplejo por su grandiosidad pensó que aquella montaña se llamaba EL TEIDE . Quiso recordar que se encontraba en TENERIFE, pero hizo especial esfuerzo por recordar cuanto medía aquel VOLCÁN.  Se acercó a un señor que andaba cerca y se lo preguntó, siendo la respuesta de este 3718 METROS.

Técnica de memorización 3: Vincular con cosas conocidas

La asociación te permitirá recordar fechas, nombres o acciones, ya que relacionar datos o información relevantes que te cuestan recordar con palabras similares o vivencias propias te ayudará a memorizar.

A la hora de estudiar es importante que tu mente esté dispuesta a absorber toda la información que le des, pero también es primordial que tengas una actitud positiva y ganas de aprender y sientas interés por aquello que debes estudiar, que estés atento y muy concentrado en lo que estás haciendo, que te sientas bien tanto física como anímicamente y, por último, que entiendas y comprendas lo que lees.

Técnica de memorización 4: Representar con números

Relacionamos una letra al número que deseamos recordar y construimos con esas letras una palabra. De tal forma que por ejemplo imaginemos que queremos recordar la fecha 1925:

1-A
9-R
2-P
5-A

Técnica de memorización 5: Dibujar mapas o diagramas

Si tenés una buena memoria visual, es recomendable que la potencies trasladando conceptos puntuales desde tu mente al papel para definir las conexiones entre ellos que pueden marcarse con diferentes colores. Incluso te ayudará crear símbolos gráficos para los conceptos y sus relaciones, como una flecha un signo matemático de “distinto” situado entre una corona (monarquía) y un cuadrado que represente un edificio (sistema parlamentario). Este pequeño dibujo formará parte de una ilustración mucho mayor con flechas, nubes y asteriscos que vinculen los conceptos entre sí.

Tecnicas de memorizacion

Técnica de memorización 6: Aplicar el método Habitación romana

Imaginte que al ingresar a una habitación, la esquina sobre tu hombro izquierdo es el número 1 y cuando te movés en sentido horario, la pared que le sigue es el número 2. La esquina a continuación es el número 3 y así sucesivamente de modo que la esquina 5 sea contraria a la esquina 1 y la pared 2 esté frente a la pared 6.

Obtendrás 8 números correspondientes a 4 esquinas y 4 paredes, el número 9 será el suelo y el 10 el techo.  Cuando tengas claro todos los números, te conviene dibujar la habitación en un papel para que tu mente termine de comprender qué número van con qué pared o esquina. En cada número sitúa una información diferente y podrás recordarla en secuencia, incluso oponer términos cuando las paredes estén enfrentadas.

Dominar la técnica implica que serás capaz de seguir agregando números en distintas habitaciones pero en el mismo sentido horario para realizar listas muy extensas, en las que el baño, la cocina y la habitación arrojen diferente información.

Técnica de memorización 7: Método de las iniciales

Cuando tenemos una lista de palabras que recordar,  podemos construir  una palabra con la inicial de cada una de ellas, de tal manera que ésta nos recuerde como empieza cada palabra de la lista. Cuando el orden de la lista no es importante, podemos hacer combinaciones hasta que la palabra clave sea la más sencilla de recordar para nosotros. Son los conocidos como acrónimos o siglas.

OVNI –  Objeto Volador No Identificado

Técnica de memorización 8: Oración creativa

Consiste en crear una palabra real o inventada, que nos sea fácil de memorizar, sobre un significado o contenido del tema.

Aratota Puental: nos puede dar la pista del recorrido del Tajo (Aranjuez, Toledo, Talavera de la Reina, Puente del Arzobispo, Alcántara)

Consejos para potenciar tus técnicas de memorización

  • Asocia con tu propia experiencia
  • Relaciona la nueva información con situaciones conocidas.
  • Usa una misma regla nemotécnica para una frase entera en vez de una para cada palabra de la frase.
  • Emplea la regla más adecuada a la tarea que estés haciendo.
  • Crea tus propias reglas.
  • Asegúrate  que la regla que vas a utilizar te dé un recuerdo exacto de lo que quieres recordar.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete