Por qué ‘Rocky’ mola tanto

Se dice que las segundas partes nunca fueron buenas. Es el caso de muchas películas que, después del éxito en su estreno, se enfrentan a un fracaso estrepitoso en su segunda entrega.

¿Por qué Rocky mola tanto?

¿Por qué Rocky mola tanto?

Parece que la saga del boxeador más famoso, Rocky, es inmune. Nada más y nada menos que seis películas avalan su éxito que ha intentado ser imitado por otros títulos de la misma temática.

Argumento de Rocky

La saga se cuenta la historia de Robert (Rocky) Balboa, interpretado por Sylvester Stallone. Este joven italoamericano entrenaba para ser boxeador mientras se ganaba la vida ejerciendo de matón para un delincuente local en Filadelfia.

Durante la primera película, poco a poco se da a conocer en peleas de gimnasios hasta que Apollo Creed, el campeón del mundo de la categoría de pesos pesados, se convierte en su principal rival por el título. Su increíble esfuerzo acaba catapultándole a la fama.

En el resto de películas Rocky avanza como boxeador y como persona. Forma una familia, se retira varias veces del boxeo, se enfrenta a otros grandes luchadores como Iván Drago (‘Rocky IV’) y se hace mayor.

Sufre una caída en picado y termina viviendo como al principio: en un barrio pobre, sin ingresos y con una lesión cerebral que le impide boxear. Su vida empieza a remontar, sin dejar de ser modesta, y a los sesenta años Rocky vuelve a participar en pequeñas peleas. En el enfrentamiento contra el actual campeón, Mason Dixon, se convierte en el vencedor moral (que no real). Finalmente, Rocky deja de ser boxeador para ser el entrenador de un futuro púgil muy especial para él.

Todo un ejemplo de esfuerzo y superación

La primera y segunda película de la saga son las mejor valoradas. A partir de ese momento el resto de entregas son decadentes pero, sin embargo, la más vista es ‘Rocky IV’, debido a su gran contenido de acción.

Pese a que durante los años posteriores al estreno de la primera película, Rocky va en descenso, los valores que transmite son continuos. Si hay algo que caracterice al protagonista es el esfuerzo por conseguir su sueño al principio, por mantenerlo durante las entregas y por recuperarlo en los momentos más difíciles para volver a conseguir ser el mejor boxeador.

Eso nace gracias a su instinto de superación. Pasar de ser un matón cualquiera a varias veces campeón de la máxima categoría en un deporte tan duro no lo logra todo el mundo. Pero si hay algo que derrocha la saga es motivación. Partiendo de los entrenamientos interminables acompañados de la que puede ser la banda sonora más famosa de la historia del cine: ‘Gonna fly now’ de Bill Conti.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete