¿Por qué no veo los resultados de mi estudio? primera parte

Sin duda que muchos de los estudiantes padecen del mismo mal, y es que hoy en día existe un gran porcentaje de alumnos que no logra estudiar de manera efectiva, gastando por ello una gran cantidad de tiempo con resultados mediocres y que no rinden crédito al esfuerzo empleado. Conforme lo anterior, es que habrá que fijarse en los más mínimos detalles a la hora de estudiar, pues sólo así se logrará encontrar solución a la problemática eterna de quien quiere aprender.

Muchas veces, los resultados del estudio sólo se ven a largo plazo

Muchas veces, los resultados del estudio sólo se ven a largo plazo

Muchas veces el gran problema de los estudiantes es que no logran asimilar aquello que leen o realizan, es por esto que a muchos les parecerá familiar aquella frase recurrente que dice “por más que yo leo y vuelvo a leer, término de hacerlo y no entiendo nada”. Por más que el estudiante intente adoptar una conducta “tranquila”, deberá entender primero en su cabeza que la actitud no lo es todo al enfrentarse de estudio, pues primero deberá entender la razón de lo que está siendo actualmente, para recién después hacerlo con determinación.

Los detalles de la forma de estudiar

Varias de las conductas que nosotros realizamos, nos terminan por jugar una buena o mala pasada, por lo mismo el estudiante debiera cuidar cada uno de los elementos que componen su estudio para así evitar distraerse de lo que está siendo. Por ejemplo, resulta usual que muchos desean estudiar con la televisión prendida o incluso con la radio en alguna estación de su agrado, lo cual no es precisamente aconsejable debido a que en el caso de la televisión son las imágenes las que nos distraen, y en el caso de la radio, aquella estación que queremos hace que nuestro interés se vaya de aquello en lo que debiéramos estar enfocados.

Cada vez que nosotros realicemos una actividad, deberemos hacerlo enfocándonos en aquello que estamos realizando, de otra forma aunque parezca lógico, estaremos haciendo algo mecánicamente, lo cual a la postre no nos retornará ningún beneficio ni recuerdo sólido. En resumen lo que tratamos de expresar mediante el presente artículo, es que el estudiante que decididamente se sienta en su escritorio y comience a leer, si no lo hace con verdadera atención, aunque lo recuerde e incluso conteste algunas preguntas pasadas unas horas, terminará al cabo de los días olvidando todo lo aprendido.

Entender lo que leemos es imprescindible en el estudio

Mientras leemos, es imprescindible que entendamos cada palabra de lo que vamos pasando, de otra forma tan sólo con leer una cosa que no entendamos, lo más probable es que simplemente recordemos la intención del texto, pero no los detalles que marcan la diferencia entre un estudiante que sabe y otro que entiende algo. Como no va a ser recurrido el pensamiento del estudiante que alude a la parte que estudia al decir “¿en qué parte iba?”, si no hace caso de aquello que debe hacer… eso es la más clara prueba de que el estudiante no comprende lo que hace y por lo mismo, su mente comienza a divagar en ese mismo instante.

También cabe la posibilidad de que ante una duda en una clase presencial o tutoría en línea, el estudiante se inhiba de hacer una consulta, lo que marcará la diferencia cuando vuelva a estudiar el capítulo o acápite que en ese momento le estén enseñando. El estudiante deberá desarrollar la personalidad necesaria como para hacer una pregunta sin temor a equivocarse, puesto que desde el momento en que solicita se le aclare un determinado punto, está disolviendo un problema a la hora de estudiar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete