“Million Dollar Baby”, algo más que boxeo

Million Dollar Baby, la película dirigida y protagonizada por Clint Eastwood. Donde entran muchos aspectos humanos que acaban cambiando a medida que los personajes se transforman a lo largo de la película. La película recibió cuatro Óscars, el de mejor película, mejor dirección, mejor actriz principal y mejor actor de reparto. Por lo que Clint Eastwood, Hilary Swank y Morgan Freeman fueron galardonados por esta película.

Million Dollar Baby

Million Dollar Baby

El guión de Millon Dollar Baby está basado en la novela “Rope Burns: Stories From the Corner” de F.X. Toole, lo que se traduciría como “Quemadura de las cuerdas: Historias desde el rincón”, que relaciona el momento en el que el boxeador se postra entre las cuerdas.

Argumento

Million Dollar Baby gira en torno al boxeo, un deporte que perdió fuelle en España, pero con muchos seguidores todavía en EEUU. Frankie Dunn (Clint Eastwood), fue representante de grandes boxeadores y entrenador de boxeo. Dunn regenta un gimnasio junto a su único amigo Scrap (Morgan Freeman), también ex boxeador. Frankie Dunn es un hombre solitario que envía con frecuencia cartas no respondidas a su hija. Por otra parte, está Maggie Fitzgerald (Hilary Swank), una chica con mucha voluntad y muy entregada, que desea ser entrenada por Dunn.

La joven necesita la fe de alguien en ella y boxear. Sin embargo, Maggie se ve rechazada por Frankie, un hombre de ideas conservadoras por su edad. Finalmente, Frankie, al ver el esfuerzo de Maggie, acaba accediendo a su deseo y se convierte en su entrenador. Entre los dos se acaba consolidando una relación paternal, pues Maggie es huérfana y Frankie vive sin ninguna información sobre su hija. Sin embargo, a ambos les depara un trágico final.

El final de la película fue muy criticado, trae una durísima reflexión sobre la vida. El cine no solo abarca el mundo del entretenimiento, sino que también contempla aspectos muy humanos, e incluso se considerar que posee características educativas.

Clint Eastwood como director

El gran trabajo de Clint Eastwood como director también se ha visto en otras películas, y de hecho, Million Dollar Baby no ha sido su único producto galardonado con un Óscar como mejor director. “Sin perdón” fue otra de sus obras maestras premiada con este Óscar en 1992. Es, junto a muy pocos actores, entre ellos Mel Gibson y Kevin Costner, uno de los actores ganador del Óscar al mejor director. Además, ha sido nominado varias veces a esta estatuilla, por Cartas desde Iwo Jima y Mystic River.

Su larga y talentosa vida como profesional dentro del cine, le ha servido para recibir numerosos galardones y menciones. De hecho, en 2010, Barack Obama le entregó el premio de artes y humanidades aludiendo a sus películas como “ensayos de individualidad, verdades duras y la esencia de lo que significa ser estadounidense”.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete