Marginalia: las notas en el margen

Comunmente se llama marginalia al conjunto de anotaciones, glosas y comentarios que los estudiantes dejan registrados en los márgenes de un libro. Existen marginalia de autores famosos que hoy en día también se consideran parte de su obra. Además, puede ser una técnica de estudio muy útil a la hora de volver a un libro.

Las notas al margen suponen un complemento ideal a las ideas del texto

Las notas al margen suponen un complemento ideal a las ideas del texto

Cuando de estudiar se trata, existen diferentes técnicas que cada estudiante puede adaptar a sus necesidades. A la hora de leer un libro, una de las posibilidades consiste en realizar notas en los márgenes –conocidas como Marginalia, o más formalmente, como anotaciones-. Mediante esta técnica, es posible resaltar palabras clave, hacer indicaciones de párrafos importantes, ideas que se relacionan entre sí e inclusive breves resúmenes del texto.

En tiempo de los copistas

En la época en que los libros (que no eran libros sino códices) eran copiados a mano, era muy común que los copistas agregaran a su manuscrito las notas que un predecesor hubiera hecho en el manuscrito anterior. De esta manera, hay muchas obras medievales que han resultado difíciles de fechar o de identificar con un solo autor, ya que vocablos y expresiones de diferentes épocas aparecen intercalados en el texto que ha llegado a la actualidad.

Marginalia ha sido un término acuñado por Samuel Taylor Coleridge, cuyas extensas notas a los márgenes de los libros que él leía hoy son leídas en un volumen aparte, como parte integrante de sus obras. No deben confundirse con marginalia los garabatos, signos, cruces, etc. que los estudiantes también suelen realizar al borde de los libros.

¿Para qué sirven?

El propósito de las anotaciones al margen es, tanto como el de los resúmenes, resaltados o subrayados, que el estudiante pueda apropiarse de un modo personal de aquello que está leyendo, de que lo procese y de que destaque aquello que más ha llamado su atención durante la lectura. De esta manera, al volver al libro tiempo después, sus propias anotaciones le proporcionarán la clave de lo que debe recordar.

Existen distintos tipos de Marginalia. Algunos estudiantes optan por transcribir brevemente las definiciones, a la vez que una llave puede destacar el párrafo o la sección donde figuran las mismas. Otra posibilidad es copiar las palabras clave, para así localizar los conceptos con tan sólo hojear el volumen. También se puede resumir, en los márgenes, las ideas principales de un párrafo, de una página o de todo un capítulo. Finalmente –y ésas son las anotaciones más interesantes en los libros que han sido de lectores famosos, como pueden ser el caso de Coleridge, de Poe o de Voltaire- existen las Marginalia en las cuales el lector vuelca sus propias reflexiones, ideas suscitadas por la lectura, u opiniones acerca de lo que estuviera leyendo.

  1. hola!!!!ahi muchas gracias me salvaste est muy bueno sobre las notas en el margen me ayudo bastante con un trbajo q tenia q entregar bueno ns vemos byee

  2. mira hermano x fa busca mas

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete