Las escuelas de negocios en Latinoamerica

Las escuelas de negocios en el mundo han logrado un buen posicionamiento gracias a su prioridad en formar a los ejecutivos con visión empresarial para un mejor desempeño dentro de la empresa, sin embargo, en Latinoamerica aunque también es así, se le da un valor agregado al motivar a los estudiantes a generar empresa, dándoles las herramienta, conocimientos y experiencia necesarias para emprender un proyecto exitoso.

Las escuelas de negocios latinoamericanas son cada vez más prestigiosas

Las escuelas de negocios latinoamericanas son cada vez más prestigiosas

En todas las escuelas de negocios lo esencial es darle las herramientas al estudiante para que al terminar el curso sea un mejor ejecutivo, director, gerente u otro. Aquí se intenta enfrentar a diferentes situaciones al estudiante para que genere soluciones, sea líder, proactivo, objetivo, trabaje en base a resultados, objetivos y rinda al 100 por ciento en su labor, casi siempre, de estratega si es que esta realizando un estudio de postgrado como este. Pero, ¿Qué sucede cuando un estudiante desea formar su empresa y no aprender a ser mejor para una empresa de un tercero?

Generando emprendimiento en América Latina

Las escuelas de negocios de Latinoamerica por ello ya no sólo se están orientando a enseñar a administrar empresas, ahora, desean también formar gente emprendedora por lo que están orientando gran parte de su capital económico y humano en la generación de incubadoras y centros de investigación que se focalicen en generar productos o servicios que llenen nichos existentes en el mundo comercial.

Como ejemplo podemos mencionar a la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile, cuya escuela de negocios generó el año pasado más de 25 empresas, y, a través de Octantis –su incubadora de negocios- ha alcanzado la suma de 65 firmas creadas y 22 patentes industriales registradas. A la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile le sigue la Universidad Americana de Paraguay y, la Universidad de los Andes de Colombia.

Si bien no podemos por el momento comparar los ingresos de las patentes creadas en Estados Unidos y otros países con los que generan las empresas creadas en las incubadoras de negocios, lo cierto es que este año han generado más de 150 millones de dólares y nada indica que esta cifra no vaya en aumento.

Parte de esta nueva orientación se respalda en el cambio que se está generando en el mundo comercial, el mismo que indica que un MBA, Maestría, Doctorado u otro, no sólo debe otorgar habilidades gerenciales en el estudiante sino ser una palanca generadora de investigación científica, comercial, tecnológica, y un medio para impulsar la formación de negocios donde cada uno vuelque toda su creatividad.

Respaldo académico y formación

Aunque suene contradictorio, las escuelas de negocios no usan sus potenciales incubadoras como principal carta de presentación, pues a pesar de que uno pueda pensar lo contrario, lo cierto es que cuando uno invierte en un estudio de posgrado lo primero y más importante es la plana docente, reconocimiento y convenios del centro de estudios. De esta manera, las Escuelas que se siguen manteniendo en el top 5 son aquellas que invierten en un cuerpo de profesores de primer nivel, su infraestructura, y, reconocen ser concientes de la importancia de la producción de conocimiento de alta calidad.

En conjunto con la importancia del respaldo académico y la formación, las Escuelas saben que deben apoyar la generación de proyectos y las investigaciones dentro de sus aulas. Por ello, ahora invierten en investigación sobre todo de sus mismos profesores, por ejemplo, la Universidad Adolfo Ibáñez de Argentina tiene actualmente más de una docena de investigaciones que están ya por ver la luz; siguiéndole la Universidad de Chile con 12 y la PUC de Chile con 7.

En Resumen

En América Latina existe mucha materia prima que está esperando que se produzca con ella, por eso, no es extraño el ver que los centros de estudios de pre y posgrado buscan generar en sus estudiantes la iniciativa para generar una idea que pueda volverse proyecto y posteriormente una empresa.

Por el momento Chile, Argentina y Colombia se encuentra a la delantera en temas de investigación e incubadoras de negocios pero no hay que desmerecer el trabajo que vienen haciendo otros países como Perú, Brasil o Paraguay, que poco a poco están posicionándose y brindando una excelente formación académica, humanística, empresarial y creativa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete