Cómo enfrentarnos a la primera entrevista de trabajo

Todos pasamos por etapas difíciles en nuestra vida que nos ayudan a dar un paso más en nuestra madurez y formación como personas: bachillerato, selectividad, graduarse en la universidad y nuestra primera entrevista de trabajo. La primera entrevista de trabajo es el punto de partida de enfrentarnos verdaderamente a lo que es el mundo real.

Ir bien preparado a la primera entrevista de trabajo es esencial

Ir bien preparado a la primera entrevista de trabajo es esencial

Ir bien preparado a la entrevista de trabajo es la clave

En la actualidad, encontrar trabajo es una dura lucha. Hoy en día, un trabajo no se encuentra así como así y es realmente difícil. Por ello, el día que recibamos la llamada que cambiará nuestras vidas, debemos ir muy bien preparados e informados de todo.

En el momento en el que recibas la llamada de la empresa a la que enviaste tu currículo, debes ponerte manos a la obra y empaparte de preguntas e información acerca de la empresa. Saber dónde vas a trabajar es muy importante para los entrevistadores, ya que verán un gran interés por tu parte para la empresa.

Es muy importante la forma de vestir. Si vas a trabajar en una empresa seria, es vital un atuendo con traje, elegante e impoluto. Si por el contrario es una empresa más informal podrás ir de manera más casual con vaqueros y camisa, por ejemplo. ¡Atención a las chicas que se pasan con el maquillaje, no están buscando payasos de circo!

También es muy importante la puntualidad. ¿Qué pensará el jefe si llegas tarde a tu entrevista de trabajo, que llegarás siempre tarde al trabajo? Hay que dar una buena imagen, es esencial.

A la hora de saludar, siempre hacerlo muy educadamente y estrechar la mano a todos los presentes que se encuentres en la sala de la entrevista.

El entrevistador tiene que ver en ti una persona con confianza y segura de sí misma, por lo que los nervios no son una buena opción y casi siempre nos provocan una mala pasada. Es importante estar tranquilo, contestar a lo que se te pregunta, ¡ojo! sin excederte ni quedarte corto. Las respuestas tienen que ser claras y concisas, y tienen que dejar claro lo preparado que estás para el trabajo.

El lenguaje corporal

El lenguaje visual, a veces, puede transmitir mucho más que cualquier otra cosa. Mira siempre a los ojos de la persona que te está hablando, no titubes, muéstrate seguro y confinante, no interrumpas y por supuesto, nunca mientas en tu currículo.

Intenta que vean cuáles son tus puntos fuertes y porque eres la persona más apropiada para conseguir el trabajo.

En una entrevista de trabajo todo es de esencial importancia, por ello debes ir bien preparado y no llevarte ninguna sorpresa.

Cuéntanos, ¿cómo fue tu primera entrevista de trabajo?

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete