Hostales en Lisboa, la opción low cost para estudiantes viajeros

Situada en la desembocadura del río Tajo, Lisboa es la capital y una de las mayores ciudades de Portugal, nuestro país vecino. Desconocida por muchos debido, precisamente, a esa cercanía que desechan muchas personas a la hora de planear unas vacaciones, a la capital lusitana no le faltan motivos para convertirse en un atractivo enclave turístico.

Lisboa

Buen tiempo, magníficas playas, barrios y calles llenos de encanto, edificios y monumentos de un valor histórico incalculable o una amplia y variada oferta cultural son algunos de los factores que hacen de Lisboa una ciudad que merece la pena conocer y visitar. Además, es una opción low cost que debemos tener en cuenta.

Disfruta de Lisboa por muy poco dinero

Actualmente, elegir la capital lusa como destino turístico está al alcance de todos los bolsillos. Si nos dedicamos a hacer una búsqueda exhaustiva, podemos encontrar vuelos desde los 15 euros y hostales en Lisboa por muy poco dinero, entre los 9 y los 30 euros en páginas como HostelBookers.

Además, una vez estemos en la ciudad, comprar un abono de transportes es la opción más económica para moverse por Lisboa. Este abono, conocido como la Tarjeta 7 colinas, lo podemos conseguir desde los 0,50 euros y es recargable, es decir, que únicamente pagaremos en función de lo que viajemos.

Esta combinación de hostal en Lisboa y transporte urbano te hará pasar unos días en la ciudad portuguesa por muy poco dinero. Un forma económica y práctica de conocer al país vecino.

Lo que no te puedes perder

La ciudad de Lisboa es la mezcla perfecta entre innovación, tradición, historia, cultura y ocio. Si planeas una buena ruta, podrás conocer a fondo y sin ningún problema todo lo que esta ciudad tiene para ofrecer.

Uno de las zonas más espectaculares del Lisboa es el barrio de Bélem, donde se encuentran dos de los monumentos más importantes de la ciudad. Primero, el Monasterio de los Jerónimos, una joya arquitectónica cuya construcción data del siglo XVI y que combina a la perfección elementos característicos del gótico y del renacimiento. Otro monumento importante es la Torre de Bélem, declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad en el año 1983.

El Parque de las Naciones es otro de los puntos claves de la ciudad. Este lugar se creó con motivo de la Exposición Universal celebrada en 1998, y actualmente es una magnífica zona de ocio con bares, restaurantes, jardines, salas de espectáculos y un gran centro comercial. Además, desde el Parque de las Naciones se puede contemplar el Puente Vasco de Gama, el más grande de Europa, así como visitar el Oceanário, el segundo acuario más grande de Europa.

Para disfrutar de la vida nocturna de Lisboa, la mejor opción es acercarse hasta el Barrio Alto. En esta zona cerrada al tráfico nos podemos encontrar desde los pubs más disparatados donde tomar unas copas o bares donde podemos escuchar y descubrir el fado, la música típica de Portugal.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete