El trabajo de buscar trabajo: las cartas de presentación

Cuando buscamos empleo, solemos acompañar nuestro Currículum Vitae con otro documento: la carta de presentación. Ya sea en respuesta a un aviso de un periódico o por una presentación espontánea, esta carta se constituye en un medio excelente para volcar información que no se muestra en el currículum.

El objetivo principal de una carta de presentación es atraer la atención de la persona que la lee – en este caso, el responsable de Recursos Humanos de una empresa – generando la impresión de ser la persona más idónea para ese puesto de trabajo.

La persona que leerá estos documentos debe formarse una primera idea sobre nuestro perfil, ya que hasta ese momento no dispone de otros elementos para evaluarnos. Por lo tanto, es fundamental cuidar los detalles de estilo y redacción.

Básicamente, la carta de presentación cumple con dos propósitos: el primero, indicar claramente para qué puesto de trabajo se está postulando; y en segundo lugar, generar interés para convertirlo en el candidato ideal para ese puesto. Si cumple con estos dos propósitos, seguramente estarán interesados en ver su Currículum Vitae.

Si el Currículum Vitae es un resumen de nuestros conocimientos y experiencias, la carta de presentación es el medio adecuado para reflejar actitudes personales, el interés del candidato por la empresa y por el puesto de trabajo y sus competencias de comunicación escrita. Incluso, muchas empresas solicitan que esta carta se haga en forma manuscrita, ya que será sometida a estudios grafológicos para hacer una primera aproximación a la personalidad del candidato.

Consejos para redactar una buena carta de presentación

-Dirigirse a una persona determinada: una carta de presentación debe identificar al destinatario. Si no se conoce el nombre, se coloca “Sr. Gerente de Recursos Humanos de la empresa X” o “Sr. Director de Personal de la empresa Y”. Evite encabezarla con “A quien corresponda”.

-Explicitar el puesto de trabajo para el cual se está presentando y por qué se desea trabajar en esa empresa.

-El texto de la carta no debe exceder de tres o cuatro párrafos. La información debe ser precisa y concreta.

-Utilizar tipografía (fuente y tamaño) legible.

-No mencionar temas salariales, aún cuando en el aviso se pida indicar remuneración pretendida. Siempre es conveniente tratar este tema en la entrevista personal.

-Terminar la carta agradeciendo el tiempo dispensado y abriendo la posibilidad de una entrevista.

Estructura de la carta de presentación

Conviene utilizar un tamaño de papel Carta y una fuente de tipo Arial o Times New Roman, entre 10 y 12 ptos.

Los márgenes sugeridos son: superior: 4 cm.; izquierdo: 3,5 cm; derecho e inferior: 2 cm. Puede agregar un margen adicional de encuadernación, considerando que la carta puede ser archivada en una carpeta de legajo.

El contenido de una carta de presentación debe seguir un ordenamiento que facilite su rápida lectura. Un esquema sugerido puede ser similar al siguiente:

carta

Tipos de carta

Respuesta a un anuncio

– Referencia del puesto para el cual está respondiendo
– Fecha y el medio de comunicación en el que se ha leído el anuncio
– Descripción de las características personales que se adecuan al perfil del puesto.
– Remarcar que el objetivo de la carta es formar parte de la selección.
– Dejar abierto el canal para que la empresa se ponga en contacto.

Presentación espontánea

-Dirigirse al máximo responsable de la empresa ante la cual se está presentando
– Indicar claramente el puesto de trabajo o las funciones que se desean realizar dentro de esa empresa.
– Describir las habilidades que hacen que se califique para ese puesto
– Enumerar logros, si es posible, en forma cuantitativa
-Realizar comentarios que indiquen conocimiento de la trayectoria de la empresa.
-Expresar claramente el interés en una comunicación personal.

La carta de presentación tiene que ser un documento de calidad, tanto en su formato como en su contenido. Debe ser el instrumento que permita sembrar la idea de que la empresa “nos necesita” porque somos los más adecuados para ese puesto. Y, parafraseando al presidente John Kennedy, dejar claro “lo que nosotros podemos hacer por la empresa” (y no la empresa por nosotros).

En “el trabajo de buscar trabajo” no debemos descuidar estos aspectos iniciales, que son la llave que abrirá las puertas que nos llevan a las oportunidades laborales.

  1. muchas gracias por la ayuda que dios te bendiga.

  2. yo lo qwe necesito es los anexos de cada tipo de carta

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete