¿De verdad conoces Valencia?

Todavía estás a tiempo para disfrutar de sus playas, su meteorología y de su internacionalmente reconocida tradición culinaria. Además, el verano dura en Valencia hasta bien entrado octubre. Pero Valencia es mucho más que esto, y puede que la atracción fatal que sobre todos nosotros ejerce su playa, el sol y la paella nos haya impedido ver los otros muchos tesoros que esconde, así que te voy a sugerir algunos.

¿De verdad conoces Valencia?

¿De verdad conoces Valencia?

Valencia, Ciutat Vella

No puedes dejar de callejear por el centro histórico de Valencia. Si te adentras en el barrio del Carmen te sumergirás en el pasado medieval de la ciudad, con sus calles adoquinadas y estrechas, y sus palacios. Situada entre dos murallas, la árabe y la cristiana, no debes perderte sus antiguas puertas: las Torres de Quart y las Torres de Serrano.

Junta a la Basílica de la Virgen de los Desesperados encuentras la Catedral de Valencia en la que, si eres aficionado al arte, puedes disfrutar de los distintos estilos que concurren en ella: románico, gótico, barroco… Y si la visitas en jueves no te pierdas la reunión que a las doce del mediodía hace en su Puerta de los Apóstoles el Tribunal de Aguas.

Entre la catedral y el palacio arzobispal (un edificio del siglo XIII que también merece una vista) puedes encontrar la plaza de la Almoina. Bajo ella se encuentra uno de los mayores yacimientos arqueológicos de España de cuya riqueza da fe el museo que se encuentra en la plaza.

En la plaza del mercado hay una joya del gótico del siglo XV: la Lonja de la Seda; y muy cerca de ella está un bellísimo mercado modernista, el Mercado Central, que no puedes perderte porque es auténticamente espectacular.

Justo al lado del Almudín, el edificio medieval donde se almacenaba el trigo y que ahora está acondicionado como sala de exposiciones, está el Palacio de la Colomina en la Universidad CEU. Construido a mediados del siglo XIX, en la actualidad es la sede de la Universidad CEU Cardenal Herrera y es utilizado para conferencias, exposiciones y otros actos culturales.

Historia, pero también modernidad

Pero Valencia es mucho más que historia. La Ciudad de las Artes y las Ciencias es un complejo arquitectónico innovador integrado por seis instalaciones diferentes: el Hemisfèric (para proyecciones), el Umbracle (aparcamiento y mirador), el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, el Oceanogràfic (uno de los mejores acuarios del mundo), el Palau de les Arts Reina Sofía y el Ágora (como centro de encuentro y espacio multifuncional).

El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) o el Palacio de Congresos son también buenas muestras de la mejor arquitectura moderna que vale la pena visitar.

Y para acabar tu visita a la ciudad valenciana y recuperar tus fuerzas acércate al Balneario La Alameda, el único de aguas termales que existe en una ciudad.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete