Cuándo vale la pena pedir una revisión de examen

Cuando un examen no resulta como esperábamos, tenemos la posibilidad de pedirle al profesor una revisión. Existen diferentes circunstancias en las que esto te puede ser útil.

Hay casos en que tenemos todo el derecho a pedir una revisión de examen

Hay casos en que tenemos todo el derecho a pedir una revisión de examen

En aquellas ocasiones en las que el estudiante recibe un examen –o bien un trabajo- corregido, y luego pide que se haga una revisión cuidadosamente considera que la calificación obtenida no se corresponde con sus resultados, cuenta con la posibilidad de pedirle al profesor una revisión de examen. Esto no significa que automáticamente la nota obtenida vaya a ser cambiada por una mejor, pero sí que se tomará en cuenta su pedido, se revisarán las correcciones y según la jerarquía del docente encargado de corregir el examen, también se puede solicitar que otro profesor participe de la revisión.

Sin embargo, no siempre se está en condiciones de solicitar una revisión de examen, y si se lo hace simplemente por capricho, por querer aumentar la calificación o como práctica habitual, esto puede predisponer a los docentes en contra y el estudiante resultar el principal perjudicado. ¿En qué casos, entonces, conviene solicitar una revisión, y cuándo hay que abstenerse de hacerlo?

Cuando las respuestas no están objetivamente mal

En un examen de matemática o de química, es muy fácil detectar un error. La respuesta a una ecuación es una sola, lo mismo sucede con las fórmulas. De esta manera, salvo que el profesor se haya equivocado al calcular las respuestas a sus propias preguntas, lo más probable es que no haya revisión posible.

Sin embargo, en preguntas de análisis, de desarrollo o de opinión, es posible solicitar una revisión, o bien un coloquio oral, para defender la propia postura (siempre y cuando esté debidamente respaldada por bibliografía pertinente).

Cuando se ha hecho un buen trabajo durante todo el año

Si un estudiante es responsable y aplicado, predispondrá a su favor a los docentes, y éstos no tendrán inconvenientes en revisar su examen. Después de todo, cualquiera puede tener un mal día, y lo que cuenta es la capacidad para sostener un trabajo continuado en las clases. Sin embargo, para un estudiante que normalmente obtiene calificaciones mediocres y tiende a hacer el menor esfuerzo posible, pedir una revisión puede ser visto como una manera de intentar ahorrarse trabajo.

Si la baja nota te ha dejado fuera de la posibilidad de obtener una beca, o si está en riesgo tu regularidad académica, tienes permiso para solicitar –del modo más respetuoso posible- una revisión de tu examen. Después de todo, unas centésimas de menos podrían estar perjudicando tu futuro. Incluso, si tienes suerte, tu profesor te permitirá una nueva instancia evaluativa para intentar levantar tu promedio.

Tagged with
  1. En el recuperatorio de mi ultimo examen de cuarto año me pusieron un 3. Tengo aprobado todas las cursadas de quinto y si no pido una revision de la materia desaprobada recien puedo cursar en el segundo semestre de año que viene. Mi pregunta es con un 3 existe legalmente algo que me habilite la revision o el pedido de una nueva evaluacion.

  2. Hice un examen parcial, el segundo, y me quejé al profesor de varias preguntas y no me lo corrigió, decia que el tenia razon en la respuesta. No me han dejado hacer la reclamacion
    Dicen que no me puedo quejar de un examen parcial, solo si es un final o de junio y septiembre, o si es la unica combocatoria.

  3. Hola Esther! Muchas gracias por comentar 🙂 Lo mejor es que acudas a un superior y le cuentes tu caso con exactitud. ¡No olvides comentarnos qué tal te fue! Un abrazo,

  4. he obtenido un suspenso en un examen de practicas pero me gustaria ver mi examen y así saber mis fallos ademas encuentro que en la prueba de microscopía fueron injustos conmigo

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete