Toulouse, la ciudad rosada de Francia

Si quieres viajar a Francia, pero París te parece demasiado caro, tenemos una opción más económica y que no te desagradará, Toulouse. Esa ciudad del sureste del país galo es conocida por la “ville rose” debido a el color rosado que de el ladrillo a muchos de sus edificios. Paseando por sus calles podrás contemplar las huellas que el paso de la historia ha ido dejando. Toulouse es un ejemplo de cómo viajar al extranjero sin necesidad de gastar mucho dinero, al contrario de muchas capitales europeas como la propia París, Londres o Berlín.

Captura de www.language4you.com

Captura de www.language4you.com

Desde que el Imperio Romano fundara esta ciudad con el nombre de Tolosa, muchas poblaciones han ido pasando por esta tierra y dejando parte de su cultura hasta llegar a nuestros días. Mientras recorres sus calles, éstas te irán narrando historias y regalándote bonitas imágenes que no podrás borrar de tu mente en toda tu vida. La combinación entre los edificios religiosos y los civiles forma una combinación perfecta y hace de esta ciudad una urbe maravillosa.

Lo que no te puedes perder de Toulouse

Cuando llegues a esta “ville rose”, tendrás que elegir que es lo primero que vas a ver entre la multitud de lugares importantes. Entre los monumentos civiles que no puedes perderte está el Capitolio. Este edificio se encuentra en la plaza principal de la ciudad. En él podemos observar un edificio clásico que nos recordará a los edificios de hace siglos. Otras visitas que no deberías obviar son el casco antiguo, la prisión de Saint-Michel o el Jardín Japonés, curioso lugar que destaca por el exotismo de sus plantas.

Pero los monumentos religiosos no son menos importantes. La Basílica de San Sernín destaca sobre el resto por el número de visitantes que recibe. Esto se debe, principalmente, a que es parada obligatoria del Camino de Santiago, pero también a la gran belleza de su arquitectura. También deberías acudir al convento-muso de los Agustinos, a la Catedral de Saint-Étienne y al Templo de los Jacobinos. Además de todos estos edificios, no debes olvidarte de dar un paseo por el río Garona.

Cómo conocerlo de forma barata

Si sabes como hacerlo, conocer Toulouse y descansar de forma económica no es difícil. Aparte de ahorrar en el alojamiento, siempre puedes acudir a un hostal o a un hotel de menos estrellas, puedes minimizar gastos en el transporte. Lo mejor para ver esta ciudad, como la gran mayoría, es que te patees todas sus calles y vayas viendo todos sus encantos. Pero, si no te queda otra opción que utilizar transporte, siempre será mejor que cojas el público a un taxi. El transporte público de Toulouse funciona de forma brillante. Muchas son las posibilidades y todas son buenas.

Las primeras opciones podrían ser los transportes para turistas. Tanto el autobús eléctrico como el tren turístico te llevan a los lugares importantes de una forma muy barata, de hecho, el autobús es gratuito. Pero si no te gusta viajar con más turistas siempre puedes acudir al metro, a los autobuses urbanos o al tranvía. La red de metro consta de dos líneas que te llevarán a algunas de las zonas destacadas de la ciudad. El tranvía también es una opción, pero sin duda, la elección óptima será el autobús. Su red consta de 55 trayectos que te llevarán al punto al que quieras ir de una forma rápida y cómoda. Toulouse lo tiene todo para que puedas descansar y olvidarte del stress diario.

  1. La verdad es que Toulouse es una ciudad preciosa. Me encantaría poder pasar unos días allí disfrutando de la cultura y del paisaje.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete