Comer bien para estudiar mejor

Parece ser que la comer bien está relacionado con la capacidad que tenemos para estudiar. Y es que tener una buena dieta equilibrada y llevar un estilo de vida saludable, pueden hacer que mejoren tus capacidades mentales.

A la hora de ponerse a estudiar no solo se debe organizar un calendario de estudio, si no que también debes tener organizada una dieta rica y variada que te ayude con esas largas horas de estudio, ya que al contrario, una mala alimentación en esos días tan importantes puede hacer reducir tu rendimiento y tus capacidades.

Sigue una alimentación equilibrada para rendir al máximo en tus estudios

Sigue una alimentación equilibrada para rendir al máximo en tus estudios

Un poco de todo y mucho de nada

Numerosas investigaciones han determinado que ciertos alimentos favorecen el desarrollo cerebral, pero se deben de romper los falsos mitos de que unos alimentos son más adecuados que otros a la hora de estudiar. Los expertos recomiendan una dieta equilibrada, pero que se debe seguir todos los días, no solo en las fechas señaladas con exámenes y trabajos.

Hay que tener en cuenta que realizar exámenes supone una situación de estrés para el alumno por lo que, en estas ocasiones, cada uno se alimenta de manera diferente, se descuida la alimentación y se tiende a comer cualquier cosa. Esto puede conllevar problemas en el aptitud académica del estudiante.

Cuidado con los refrescos, la bollería industrial, carnes y embutidos con mucha grasa, dulces, snacks… Son algunos de los alimentos que no se recomiendan durante la época de exámenes y trabajos importantes. Hacen que desciendo el nivel de nutrientes en nuestro organismo y además, no solo son malos para nuestro desarrollo mental, también lo son a largo plazo para nuestra salud.

Lo adecuado si quieres comer bien

Todos sabemos qué alimentos son necesarios para comer bien, pero nunca viene de más resaltarlos de nuevo: todos aquellos ricos en Omega 3, frutas y verduras de todo tipo, legumbres, carbohidratos, proteínas, minerales, vitaminas

entre otros, ayudan a tu sistema cerebral memorizar mejor y también al aprendizaje estudiantil.

Hay que comer lo que se necesita en su justa medida, cuidar la cantidad y los tipos de alimentos que se ingieren, tener a mano zumos o frutas. Los frutos secos también pueden ser un gran aliado en el estudio. Hay que recordar que los descansos son tan importantes como la alimentación.

Recuerda que no sin esfuerzo se consiguen las cosas, pero añadiéndolo y llevando una alimentación sana y equilibrada tus resultados serán los esperados.

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete