El cine también puede educar

El cine es capaz de hacer llorar, reír y también educar… por ello muchos profesores, tanto en el colegio como en aulas universitarias deciden poner de vez en cuando una película para mostrar a sus alumnos valores que son más difíciles de plasmar en un libro. Por ello, a continuación trataremos dos películas que según algunos expertos se consideran educativas, hablamos de Billy Elliot y Pequeña Miss Sunshine, ya que ambas se sitúan de alguna manera en la misma linea, tratan sobre dos jóvenes que quieren hacer lo que les gusta sin importar lo que cueste.

Cine para reflexionar

Cine para reflexionar

Y como somos unos apasionados del cine, sobre todo si tiene un fin educativo, hemos creado una sección llamada Cine para reflexionar. A partir de ahora, podréis encontrar todas las películas de las que hablemos en esta nueva sección que encontraréis en el banner de vuestro lateral derecho.

Billy Elliot

Seguro que la mayoría ya la habéis visto, ya que es una película bastante mítica. El film está protagonizado por Jamie Bell, quien da vida a un chico diferente, de solo 11 años,  al que no le gusta jugar al fútbol sino el ballet. Pero a Billy no le importa lo que los demás piensen y acude a sus clases feliz rodeado de niñas para pasárselo bien, aun así Billy es consciente de que a su padre no le va a hacer gracia esta afición por lo que decide no decírselo, con el tiempo su padre asume que no puede hacer cambiar de idea a su hijo, por lo que finalmente lo acepta.

La película concluye con Billy bailando en un escenario ante un gran público, incluido su familia. Lo que para Billy empezó como un hobby, gracias a su tesón, se convierte en su profesión.

El film quiere demostrar que no nos tiene que importar lo que los demás piensen, y que hay que luchar por los sueños eliminando los obstáculos que nos encontremos por el camino.

Pequeña Miss Sunshine

Esta película tiene un fondo parecido, pero con un escenario diferente. En este caso los concursos de belleza. Abigail Breslin interpreta a Olive Hooper, una niña que, a pesar de no ser muy agraciada, sueña con ganar el concurso “Pequeña Miss Sunshine”. En este caso, la pequeña sí cuenta con el apoyo de su familia, quien se traslada en una furgoneta amarilla hasta California para que Olive pueda participar.

La película muestra a una niña que se esfuerza por lograr lo que quiere y una familia que le apoya cueste lo que cueste para satisfacer su ilusión.

¿Habeís visto alguna de estas dos películas? ¿Os gusta lo que intentan enseñar?

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete