Campaña “Apadrina un becario”

La Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO) ha lanzado la campaña “Apadrina un becario”, que tiene como principal objetivo denunciar la utilización del becario en las empresas como “mano de obra gratuita y sin derechos”.

Captura del vídeo de www.apadrinaunbecario.org

Captura del vídeo de www.apadrinaunbecario.org

José María Fidalgo, secretario general de CCOO, y Nuria Rico, responsable de la Secretaria de Juventud, han presentado la campaña “Apadrina un becario”, con la que se pretende poner freno a situaciones abusivas por parte de las empresas hacia becarios y estudiantes que realizan prácticas y pasantías. En la rueda de prensa en la que se presentó esta campaña, Nuria Rico manifestó que “apadrinar un becario significa defender la legalidad de las relaciones laborales, denunciar cuando la actividad de los jóvenes estudiantes no sea estrictamente formativa y apoyar a los jóvenes titulados para que accedan a un contrato de trabajo”.

Esta campaña se difundirá a través de más de 500.000 folletos que se distribuirán en distintos lugares de trabajo que tienen becarios y pasantes entre sus empleados. Además, CCOO ha creado en sus diferentes sedes, el “punto de encuentro del becario” donde brindará información y asesoramiento a los becarios acerca de las condiciones que deben cumplir sus prácticas.

Mano de obra gratuita

De acuerdo a declaraciones de Nuria Rico, “CCOO no va a seguir consintiendo la utilización del becario en las empresas como mano de obra gratuita y sin derechos, no va a permitir que siga aumentando esta forma de empleo cualificado sumergido. No va a permitir que jóvenes sin contrato pasen jornadas completas trabajando por apenas 400 euros al mes”.

Para CCOO existen tres formas de becas y prácticas en empresas a las que considera ilegales por encubrir puestos de trabajo:

-Becarios titulados que han finalizado su formación y están plenamente capacitados para acceder al mercado de trabajo;

-Prácticas y becas ofrecidas directamente por las empresas, sin mediación de un centro educativo;

-Becarios de las Administraciones Públicas que no están acogidas a ninguna legislación.

Para CCOO las prácticas deben ser estrictamente formativas y destinadas a estudiantes. La conexión entre los sistemas educativo y productivo facilita una inserción laboral de calidad, pero esta no puede darse si el o la joven que realiza la práctica tiene que cumplir con todas las obligaciones de un puesto de trabajo, pero sin derechos. De acuerdo a un estudio realizado por CCOO, muchas empresas destinan el 25% del total de sus puestos de trabajo a becarios, lo que hace suponer que éstos serán reemplazados pro nuevos becarios, limitando las posibilidades de una inserción laboral efectiva.

Para Nuria Rico, la regulación debe ser urgente, estipulando la prohibición explícita de otorgar becas a jóvenes titulados, ya que esta oferta pueda partir unilateralmente de una empresa, sin mediación de un centro educativo. Además expresó que “hay que garantizar que esas prácticas sean compatibles con los estudios cursados, darles contenido pedagógico y dotar de funciones y responsabilidades a los tutores. Es decir, promover toda una batería de cambios que garanticen la formación”.

Para seguir leyendo

Web de la campaña “Apadrina un becario

Becas Leonardo Da Vinci

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete