Cada vez más cerca de la invisibilidad

Creo que no me equivoco al decir que la mayoría de nosotros alguna vez hemos deseado volvernos invisibles, sin embargo esto es algo que consideramos bastante lejano de poderse hacer realidad, propio solamente de películas o series de ciencia-ficción.
Pues bien, científicos norteamericanos dicen estar a punto de desarrollar ciertos materiales que podrían brindar a los seres humanos la tan soñada capacidad de invisibilidad.

En poco tiempo podremos ver lo invisible

En poco tiempo podremos ver lo invisible

En poco tiempo podremos ver lo invisible

En efecto, investigadores de la Universidad de California han desarrollado un material que desvía la luz alrededor de objetos en tres dimensiones, haciéndolos virtualmente desaparecer. Estos materiales no son producidos de manera natural: han sido creados a partir de una nano-escala (milmillonésima parte) y medidos en milmillonésimas partes de metro.

El equipo a cargo de este estudio dice que en un futuro no muy lejano estos principios podrán aplicarse a una escala mucho mayor para confeccionar mantos lo suficientemente grandes como para ocultar a la gente.

Avanzando cada vez más
Los logros de esta investigación, que está a cargo de renombrados científicos liderados por Xiang Zhang, ya han sido publicados en la revista ‘Nature and Science’. Este efecto de rebote o doblez de la luz está basado en una refracción reversa: es el mismo que logra que una paja se vea doblada cuando está en el agua. Pruebas anteriores también han mostrado esta refracción negativa mediante el uso de microondas, que son de una longitud bastante mayor de la que el ojo humano es capaz de apreciar.

Los nuevos materiales en vez de trabajar con longitudes de onda estándares lo hace con aquellas usadas en el sector de telecomunicaciones, con lo que se logra estar más cerca de la parte visible del espectro.
Dos equipos diferentes liderados por Zhang realizaron pruebas a objetos hechos en base a meta-materiales (nombre de estos componentes microscópicos), cuyos rasgos artificiales resultaron ser más pequeños que la longitud de onda de luz que los dota de sus inusuales propiedades.

En ambos casos la luz no es absorbida o reflejada por estos objetos y pasa por ellos como “el agua pasa a través de una roca”, según comentaron. Como resultado de esto, solo la luz que está por detrás de estos cuerpos es la que puede ser vista.

Camino a la invisibilidad
“Este es un enorme paso adelante, un tremendo logro”, dijo el Profesor del Instituto de Tecnología Avanzada de la Universidad de Surrey, Ortwin Hess. “Esto ha sido el resultado de una cuidadosa selección de los materiales correctos y su respectiva estructura, razón por la que se ha conseguido este efecto por primera vez a estas longitudes de onda”, añadió el investigador.

También relató que podrían haber aplicaciones inmediatas para algunos dispositivos en el área de telecomunicaciones. Aún más importante, esto podría ser usado para la construcción de mejores microscopios permitiéndonos apreciar objetos bastante más pequeños de los que podemos ver actualmente.

Además, comentó que el efecto de invisibilidad no estaría tan lejos de ser logrado, “para llegar a tener el efecto ‘Harry Potter’, solamente necesitan encontrar los materiales adecuados para las longitudes de onda visibles… y es absolutamente emocionante comprobar que están en el camino correcto”, agregó Hess.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete