Buscando el compañero de apartamento ideal

Existen ciertas precauciones a tomar a la hora de elegir un compañero de vivienda. Más allá de la amistad y el cariño, hay datos importantes que debes saber para considerar si la convivencia será armónica.

Elegir al compañero de piso ideal es tarea difícil

Elegir al compañero de piso ideal es tarea difícil

Si eres estudiante y estás pensando en irte de una vez por todas de la casa de tus padres (ya sea para organizar mejor tus tiempos, para estar cerca de la universidad, para tener libertad de invitar a tus compañeros de estudio, irte a dormir a la hora que se te ocurra o bien simplemente para vivir la independencia), seguramente estarás considerando diversas alternativas. Una posibilidad es la de irse a vivir solo. La otra posibilidad es compartir el alquiler con un compañero.

Sin embargo, a la hora de tomar una decisión tan importante como es la de comenzar una convivencia con alguien, no se puede elegir a la ligera. Por el contrario, hay que considerar muy bien cada posibilidad, hablar muchas cosas con los potenciales candidatos y tomar la decisión con los pies bien puestos sobre la tierra.

Requisitos básicos para el compañero de apartamento ideal

Antes de averiguar si a tu compañero y a ti les gusta el mismo estilo de música, o de decirle que sí a tu mejor amiga sin siquiera pensarlo un momento, considera que la persona con quien compartas el alquiler debe ser responsable. Esto quiere decir, ante todo, que va a cumplir con su parte del dinero para pagar el alquiler, los servicios y el supermercado. Averigua dónde trabaja y si dispone de un ingreso fijo, y deja bien en claro cuánto dinero hace falta para sostener todos y cada uno de los gastos del apartamento. La otra persona debe demostrarte que está dispuesta a cumplir. De lo contrario, podrías terminar pagando más de lo que estás dispuesto, o teniendo serias discusiones que harán imposible la vida en común.

Normas de convivencia

Una vez que ya separes a los candidatos responsables de los que no lo son, entonces sí es la hora de tener entrevistas individuales –o charlas en confianza, si son amigos de antes-, y averiguar ciertos datos que hacen a una convivencia armónica. ¿Se puede fumar en el apartamento? ¿Hasta qué hora se escucha música? ¿Cuántas personas pueden venir un mismo día a estudiar? ¿Es posible invitar a los novios o las novias a pasar la noche? Procura elegir a alguien con quien no resulte difícil acordar en éstas y otras cuestiones similares.

Y dada la posibilidad de elegir…

Si tienes uno o más amigos que cumplen los requisitos y debes decidirte por alguno, piensa en aquel con quien hayas convivido anteriormente en algunas vacaciones. Si en ese momento se llevaron bien, si se trata de una persona ordenada además de respetuosa y responsable con el dinero, entonces ¡Felicitaciones! Has hallado a tu compañero ideal.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete