Bauhaus: ¡Estudiar también puede ser una fiesta!

Hoy, la organización de fiestas anuales en las Escuelas Universitarias de todo el Mundo, es una práctica común. También es común que muchas de estas fiestas sean famosas por ser características de su Institución. Seguramente, hace noventa años las fiestas universitarias no eran una práctica común; sin embargo, en aquel entonces la famosa Escuela Bauhaus fue una pionera en la “Industria de las Fiestas”.

La Bauhaus fue la Escuela de Arquitectura Moderna por excelencia y también la primera Escuela de Diseño. Hoy es recordada como Institución de Enseñanza Artística más conocida en la Historia del Arte contemporánea.

Estudiar también puede ser divertido

Estudiar también puede ser divertido

Fue fundada en el año 1919 por Walter Gropius en la ciudad de Dessau, Alemania. Surgió, al igual que las vanguardias artísticas de la década del 20´, a consecuencia de nuevas maneras emergentes de ver y sentir la realidad de aquel momento en Europa. Así como Gropius fue un arquitecto vanguardista, pionero de la Arquitectura Moderna, también estuvieron asociados a la Bauhaus, artistas de la categoría de Kandisnky, Munch y Klee.

La Bauhaus era una fiesta

Un aspecto muy poco conocido de esta Escuela -pero si muy priorizado por sus singulares directores y docentes- fueron las fiestas temáticas que se organizaron allí casi en cualquier ocasión. Cada estación del año tenía su fiesta. Cada exposición artística era inaugurada con una fiesta, así como cada despedida de alumnos o docentes ameritaba un nuevo festejo. Festejaban sin excepción fiestas tradicionales y Carnaval. Montaban fiestas, incluso, para dar el examen de ingreso a la Escuela.

Examen de Ingreso ¿o Fiesta de Ingreso?

Los aspirantes a estudiar en la Bauhaus, al llegar a dar el examen de ingreso, eran recibidos con una fiesta sorpresa. En dicha fiesta inesperada, los futuros alumnos debían someterse a ser encerrados en una habitación oscura mientras se los estimulaba con sonidos estridentes que los sumían en estados de frenesí y excitación profunda. Según la calidad de la descripción de las sensaciones vividas durante aquella experiencia, se aceptaría el ingreso de los estudiantes a la academia o no.

El final de la Fiesta

Como es de suponerse, tanta alegría no le vino en gracia ni a Hitler ni a su régimen nazi. Entrado el año 1933 y a causa de las constantes persecuciones provenientes del ya consolidado régimen, la Bauhaus se auto-disolvió en julio de este mismo año.

Retomando viejas costumbres

Aunque no todo tiempo pasado fue mejor, hay aspectos del pasado que evidentemente deberían ser reivindicados. Las fiestas temáticas de la Bauhaus son uno de estos aspectos. Quienes conocemos de fiestas sabemos que las fiestas temáticas, es decir, fiestas de disfraces y/o ambientadas con determinada estética, son las más frescas y las mas inusitadas. Así que toma el ejemplo de los vanguardistas y ponte en movimiento para que la próxima fiesta de tu Universidad sea un poco más entretenida que la del año anterior.

Foto | Fotolia.com

  1. Definitivamente esta escuela es pionera en muchos aspectos, hasta en las fiestas universitarias jejeje

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete