Artistas en nuestros ratos libres

He aquí algunas maneras de combinar, en nuestro tiempo de ocio, el estudio con una vocación. ¡Deja salir al artista que se esconde detrás del atareado estudiante!

Todos llevamos un artista dentro

Todos llevamos un artista dentro

Muchos estudiantes que tienen la vocación artística muy desarrollada se inclinan por estudiar una carrera más tradicional en lugar de una no tan lucrativa. Sin embargo, es posible darse el gusto y dedicarse a aquellas actividades que resulten más de nuestro agrado en los ratos libres.

Claro: probablemente pienses que, desde que comenzaste la universidad, has olvidado el significado de la frase “tiempo libre”. Pero, aunque ahora te parezca imposible, verás que si te lo propones, sabrás hacerte los momentos para dedicarte –al menos un rato cada semana- a lo que más te gusta hacer.

Bellas artes

Si lo tuyo es la pintura, la escultura o cualquier otra rama del arte relacionada con la imagen, es posible encauzar tu vocación eligiendo una carrera que se aproxime, como bellas artes o diseño. Sin embargo, aún si estás estudiando otra cosa, no dejes de invertir parte de tus ingresos en insumos tales como pintura y buenos cuadernos. Si te lo propones, puedes seguir dibujando en tus ratos entre clase y clase. Y aprovecha los fines de semana para visitar museos de arte y llenarte de inspiración creativa.

Música

No todos los amantes de la música terminan estudiando en un conservatorio, ya que la exigencia de estas instituciones aleja a más de uno. Sin embargo, aún te queda la posibilidad de practicar tu instrumento, de tocar en fiestas o cuando te reúnes con tus amigos, y de asistir a conciertos en cualquier época del año. Después de todo, sea lo que sea que estés estudiando, el amor por la música es algo que siempre se lleva consigo.

Danza

¿Disfrutas bailar más que nada en el mundo? Tal vez hayas buscado seguridad en otra carrera, pero no por eso debes abandonar para siempre la pista de baile. Puedes tomar algunas lecciones en un gimnasio o en un centro cultural. Aunque no te vayas de gira con una compañía de ballet internacional sí podrás, al menos, disfrutar de dar un espectáculo junto con tus compañeros en alguna ocasión.

Literatura

Tal vez el arte más fácil de llevar dondequiera que vayas sea el de la palabra. Obras famosas de la literatura universal han sido escritas por artistas que toda su vida trabajaron de otra cosa. Puedes escribir versos de pie en el tren o esperando tu turno en la cafetería, o bien terminar toda una novela mientras haces trámites para la oficina. No te desanimes: si tienes algo que decir, las nuevas plataformas como los blogs pueden ser tu medio de expresión ideal.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete