Aquellos profesores que conviene evitar

No podemos esperar, como estudiantes, que todos los docentes resulten de nuestro agrado. Sin embargo, de la antipatía al rechazo hay cierta distancia. He aquí una lista de tipos de profesores que generan sentimientos muy negativos.

Hay profesores que por su dilatada experiencia se convierten en autoritarios

Hay profesores que por su dilatada experiencia se convierten en autoritarios

En las conversaciones de pasillo, en la cafetería de la universidad, en la biblioteca, los estudiantes se encuentran y conversan. Y uno de los temas de conversación suelen ser los profesores que les han tocado en suerte, sobre todo si no son los docentes ideales. Más allá de que no siempre tenemos la posibilidad de optar por uno u otro docente, y teniendo en cuenta que a veces las opiniones de nuestros compañeros pueden ser muy parciales y subjetivas, he aquí algunos profesores que conviene evitar, y en lo posible evitar:

El colérico

Todos podemos tener una discusión con un docente. Pero si de aquel profesor se dice que suele maltratar a sus estudiantes, que grita, que ha llegado a humillar a un colega o a un ayudante de la cátedra en público, definitivamente procura prescindir de cursar con él. Lo más probable es que el clima de sus clases sea de permanente tensión, y aún si tú no llegas a interponerte en su camino te sentirás incómodo la mayor parte del tiempo.

El irresponsable

Así como cualquier docente tiene derecho a tomarse un día por enfermedad o por un problema familiar, intenta no cursar materias de las que se diga que el profesor “no viene nunca”. Lo más probable es que busque compensar sus ausencias reiteradas recargándote de contenidos que tendrás que estudiar tú solo.

El arbitrario

Algo muy mal visto en un docente es que favorezca conscientemente a aquellos alumnos que se han ganado su simpatía. Ya es bastante bajo que un estudiante universitario busque hacer buenas migas con el profesor para tratar de estudiar lo menos posible, pero si el profesional encima le responde, su culpa es aún mayor.

El irrespetuoso

Si más de una alumna se queja de que tal profesor es de hacer comentarios, propuestas o avances inapropiados, lo más probable es que tengan razón. En un caso así, lo importante es que quienes se sintieron acosadas recurran a las autoridades de la universidad, para que éstas pongan cartas en el asunto. Si de todas maneras decides inscribirte con ese docente, ten mucho cuidado y evita situaciones que se presten a equívocos.

De cualquier manera, antes de hacerle caso a un rumor de pasillo, escucha de quién proviene. Lo más probable es que, si un estudiante que ha tenido encontronazos con tres profesores distintos en un mismo semestre, el que tenga un problema sea el propio estudiante. Si a una compañera la han reprobado en un examen para el que se preparó con esmero, pon entre paréntesis su comentario de que el profesor es “demasiado exigente”. Por eso, siempre busca escuchar más de una opinión al respecto.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete