¿Aprendiendo nuevas lenguas? Consejos para perder la vergüenza a hablar un idioma

Aprender idiomas se ha vuelto imprescindible. En el mundo globalizado tener conocimientos de inglés u otros idiomas es importante. El problema de muchas personas es sentir agobio o pudor cuando intentan expresarse en una lengua no materna. Por eso, vamos a darte unos consejos para perder la vergüenza a hablar un idioma.

¿Aprendiendo nuevas lenguas? Consejos para perder la vergüenza a hablar un idioma

¿Aprendiendo nuevas lenguas? Consejos para perder la vergüenza a hablar un idioma

Conseguir hablar un idioma es cuestión de práctica y optimismo. Hay que estar seguros de nosotros mismos y perder el miedo a hacer el ridículo a expresarnos en una lengua que no es la nuestra. Solo así podremos llegar a hablar 11 idiomas como este joven.

Consejos básicos para principiantes

Lo primero será valorar qué nivel tenemos de un idioma concreto. Así sabremos si podemos hablar con oraciones elaboradas o no. Si contamos con un nivel principiante, es mejor no jugársela y expresar directamente frases simples. Ir al grano, en definitiva.

Otro buen consejo es sonreír, mostrarnos alegres y confiados. El caso es no parecer demasiado nerviosos. Una sonrisa puede romper el hielo y hacer pasar casi desapercibida una burrada gramatical. Y si cometemos burradas, no nos paremos a pensar un ¡tierra trágame! Lo mejor es continuar de forma natural, sin preocuparse de lo que estará pensando la otra persona, pues sabe que estamos aprendiendo y no se burlará.

En la misma línea, no debemos compararnos con el resto. Un londinense habla inglés por ser nativo, nosotros no los somos. Lo mismo pasa con aquel que nos lleva años de ventaja aprendiendo francés, alemán o inglés. Con el tiempo podremos alcanzar un mejor nivel.

Practicar para perder la vergüenza a hablar un idioma

Practicando es como mejor podemos aprender un idioma. Ver películas en versión original o aprendernos nuestras canciones favoritas son formas de coger práctica en el idioma. Son técnicas que nos harán ganar experiencia y seguridad, sobre todo si lo hacemos en voz alta. Hablar con nosotros mismos en alto en ese idioma “extraño” es un buen método para perder la vergüenza.

Pero la mejor forma de hablar sin vergüenza un idioma es relacionarnos con personas nativas. Si nos lo podemos permitir, lo mejor es vivir la experiencia de pasar un tiempo en un país cuya lengua materna sea la que queramos aprender. Sumergiéndonos en un entorno donde no hablan español conseguiremos hablar por obligación en todo momento en otro idioma.

¿Conoces otros métodos para perder la vergüenza a hablar otro idioma?

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete