7 tipos de profesores que te encontrarás en tu paso por la universidad

El paso por la universidad puede ser mejor o peor, en gran medida por la gente que allí te encuentras. Estos son los tipos de profesores que te encontrarás en tu paso por la universidad de forma irremediable (también en el género femenino).

7 tipos de profesores que te encontrarás en tu paso por la universidad

7 tipos de profesores que te encontrarás en tu paso por la universidad

  1. El egocéntrico. ¡Estos son los que abundan! ‘Me llamo Pepito Pérez y he trabajado como ‘x’ en tal empresa’ (si no la conocéis sois unos incultos). Obviamente tendrás que comprar su libro porque es el mejor y pondrá de vuelta y media al resto de la humanidad. Las palabras yo, mi, mío, etc. aparecerán en sus clases un millón de veces.
  1. El profesor chiflado. No solo son los que frecuentan los laboratorios. Es aquel profesor que entra por la puerta desaliñado, con cara de haberse perdido y que no sabe muy bien qué decir. Cuando empieza la clase te das cuenta de que explica el tema de maravilla, te enteras, aunque sea difícil, y es muy factible aprobar.

  1. El rebelde. Si simpatizas con él, será el mejor profesor que hayas tenido. Si discrepas, huye. Suele aplicar el temario al tema que más le convenga (normalmente política) y aprovechará para darle cera a cualquier contrario. Critica a la universidad, al Gobierno y hasta a su madre si se tercia.
  2. La roca. ¿Te le imaginas sonriendo? Si la respuesta es negativa, probablemente es que no lo haya hecho nunca. Llega, ‘explica’, manda trabajos, te suspende y se va. Las preguntas no están admitidas, porque si no lo entiendes, es tu problema. ¡Suerte!
  3. El experto en TIC. Aquel que llega con un iPad pegado a la mano como si la funda llevase velcro. Ese que pasa del Power Point (que daría para un tipo aparte) porque un Prezi o similar es infinitamente mejor. Al final, te manda hacer un blog con la excusa de que no hay tiempo para crear una página web (en este punto dudas de que sepa lo que son).
  4. El coleguilla. Normalmente son los más jóvenes. Se ponen en el lugar del alumno, explican bien y solo lo importante, no son muy exigentes e, incluso, te tomarías una caña con él. ¡Cuidado! Si luego te suspende no te sorprendas…
  5. El muerto viviente. Llega temeroso, si fuese profesor de instituto, estaría de baja pero en la facultad se sienta, lee o explica en voz baja y mirando al suelo y cuando han pasado dos horas y los alumnos están en su mismo estado huye sin mirar atrás.

¿Con cuáles te has cruzado y qué otros conoces?

Foto | Fotolia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete