La oratoria en los estudiantes

La manera en que se expresa un estudiante puede ser vital en puntos importantes de su carrera. Por ello las técnicas de oratoria puede ser de gran ayuda a la hora de presentar una lección, un proyecto o un exposición. La práctica de la manera de hablar puede realmente marcar una gran diferencia en el momento justo y necesario.

La oratoria debería ser más importante en los planes de estudio

La oratoria debería ser más importante en los planes de estudio

Sucede a menudo que al llegar los momentos de exámenes orales o presentaciones en grupo una brillante lección o reflexión se ve opacada, oscurecida, por la forma en que se habla. Ciertamente hay cuestiones ligadas a la timidez que pueden comenzar a desestructurarse con prácticas como la actuación u otras actividades artísticas que sirvan para lograr un manejo físico que logre acompañar el discurso.

Pero por otro lado están las formas en las que hablamos, en las que declamamos a partir de la voz, la tonalidad, el discurso que estamos emitiendo. No es lo mismo nombrar una cosa con una palabra que elegir otra. No todos los conectores suenan iguales. No es lo mismo poner el énfasis al principio de la oración que colocarlo en el remate. Sin lugar a dudas el espectador se verá más atrapado por aquel orador que logre captar mejor su atención.

En ese sentido, como estudiantes y como futuros profesionales, es importante reparar en la forma en que nos estamos presentando. No hay que olvidar que la forma en que hablamos no solo presenta el contenido de un discurso en si, sino además nos presenta a nosotros mismos como individuos, como quienes se están formando y convirtiendo en especialistas en un área del conocimiento.

Aprender a hablar

Aunque resulte algo extraño pensarlo de esta manera en ciertas ocasiones en preciso pensar en la posibilidad de aprender a hablar.
Es verdad, utilizamos permanentemente el lenguaje y nos hacemos entender pero en ciertas ocasiones puede ser útil especializarnos.
Muchas son las instituciones que brindan cursos de oratoria. Tengamos en cuenta que no es lo mismo la oratoria de tipo académica que aquella que se refiere y utiliza en el campo de la política.

Cada cual tiene sus características y aplicaciones específicas. Quizá un curso de unos pocos meses nos ofrezca la confianza necesaria para hacer de nuestras presentaciones algo que genere impacto e interés.

Practica permanente

Una manera sencilla de trabajar la capacidad oral es simplemente practicando. En casa, frente a un espejo, podemos ensayar las formas de emitir un discurso siendo nosotros nuestros propios oyentes.

Otro buen parámetro puede ser convocar a un amigo o un familiar e intentar explicarle de qué se trata el tema que vamos a exponer, haciendo un desarrollo del mismo. Si es un colega podrá decirnos cuestiones específicas de la temática abordada. Si no es un colega su opinión podrá servirnos para saber si somos claros, concretos y si el discurso es atractivo y consistente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.