El trabajo de buscar trabajo: el Currículum Vitae

El currículum vitae se define como un documento en el que se resume nuestra educación, nuestras experiencias laborales y otras habilidades que puedan resultar de interés para postularnos a un puesto de trabajo.

Antes de redactarlo, debemos tener en cuenta que debemos presentarnos a través de este documento, en forma clara y concisa. No debemos olvidar que el responsable del área de Recursos Humanos recibe cientos de estos ejemplares, y debemos lograr que se interese en el nuestro, como paso previo a una entrevista personal.

Consejos para confeccionar un CV “sólido”

1º) El CV es una herramienta de marketing personal: debe tener presente que mediante este documento Ud. se está “vendiendo a sí mismo”. Debe asegurarse de colocar toda la información que considere relevante y que lo conviertan en “único”.

2º) Plantear objetivos: antes de continuar con la elaboración de su CV, plantéese cuál o cuáles son sus objetivos laborales, para qué puesto o puestos de trabajos Ud. está calificado. Esto le permitirá destacar la información más relevante, en torno al objetivo propuesto.

3º) Sea breve y conciso en su información personal: recuerde que el objetivo principal de un CV es conseguir una entrevista, no un puesto de trabajo. No es necesario ampliar los detalles de cada información; solo basta con enunciar correctamente cada ítem.

4º) Utilice ítems: enumere o marque la información de alguna manera que le permita presentar un texto de lectura ágil y rápida. El encargado de evaluar su CV debe encontrar en forma fácil los puntos más importantes sobre su persona.

5º) Destaque sus “puntos fuertes”: enumere con verbos (indican “acción”) y resultados concretos su experiencia académica y/o profesional.

6º) No mienta: no se olvide que el CV puede ser la puerta de acceso a una entrevista personal, en la que deberá sostener y ampliar la información ofrecida en el CV. Si miente, piense en estrategias para convencer al entrevistador sobre la certeza de sus datos.

La presentación del CV

-Tamaño del papel: generalmente se acepta el tamaño Carta o A4.

-Extensión: no debe exceder las 2 páginas.

-Tipografía: tipo y tamaño legibles. Elija fuentes del tipo Arial o Times New Roman, en un tamaño entre 10 y 12 puntos. No convierta al documento en un “muestrario de tipografías”; solo bastan con dos: una para los títulos o subtítulos y otra para la información a proporcionar.

-Deje espacios en blanco: un bloque de texto compacto impresiona mal y provoca cansancio visual. Utilice las herramientas que le brinda un buen procesador de textos: aplique espaciado entre párrafos e interlineado.

-Utilice ítems: aquí también puede aprovechar las herramientas del procesador de textos para presentar la información de una manera visualmente atractiva. Utilice viñetas o listas numeradas. Pero recuerde que aquí tampoco debe hacer un “muestrario”; utilice siempre el mismo tipo de lista de ítems.

Tipos de CV

Básicamente, existen 3 formatos clásicos para los CV: el cronológico, el funcional y el mixto.

Currículum cronológico

Es el formato más adecuado para destacar nuestra trayectoria académica y profesional en el tiempo. Se puede estructurar de dos formas: cronológico convencional (de lo más antiguo a lo más antiguo) o cronológico inverso (de lo más reciente hacia atrás).

Este tipo de formato pone más en evidencia los trabajos desempeñados que las habilidades adquiridas.
No es conveniente si se han tenido muchos cambios laborales en el transcurso del tiempo o si aparece un paro difícil de justificar.

Modelo de CV cronológico

Currículum funcional

En este tipo de formato se prescinde de las fechas. Pone en evidencia las habilidades y logros. Es un formato ideal para quienes no han seguido una trayectoria lineal, permitiendo “disimular” los períodos de paro o los cambios repentinos y frecuentes de trabajo.

Modelo de CV funcional

Currículum mixto

Este formato combina las ventajas de los formatos anteriores. Es el más adecuado para quienes cuentan con una amplia trayectoria.

Ordenamiento de datos en el CV

-Datos personales: nombre y apellido, nacionalidad, documento, edad o fecha de nacimiento, datos de contacto (dirección, teléfono, mail)

¿Sabías que…?
Hace algunos años ha dejado de colocarse entre los datos personales el estado civil o la cantidad de hijos, muy especialmente si la autora del CV es mujer. ¿Por qué? Para evitar que se conviertan en un factor de discriminación por parte de la empresa (en general, no prefieren a mujeres casadas, con hijos pequeños o en edad de concebir). La idea de no aportar estos datos en el CV es que la postulante tenga igualdad de oportunidades y sea evaluada para una entrevista por sus antecedentes académicos o laborales.

-Formación académica: se detallan las carreras de grado y posgrados realizados. Es conveniente comenzar por la mayor titulación obtenida hasta el momento, e ir hacia atrás.

-Experiencia profesional / laboral: en este apartado se detalla la duración en el cargo, la empresa, el puesto de trabajo, las funciones a cargo durante el mismo y las actividades realizadas. También es conveniente citar referencias (siempre y cuando se esté seguro/a de que serán favorables)

-Idiomas: aquí se describe el o los idiomas que se dominan y el nivel alcanzado en los mismos, tanto en forma oral como escrita (no siempre son coincidentes)

-Informática: se detallan los conocimientos adquiridos en este campo, así como los programas específicos que se dominan.

-Formación complementaria: aquí se puede volcar todos los cursos realizados que, tal vez, no se relacionan en forma directa con nuestra formación profesional, pero dan una idea que permitirá al evaluador comprender mejor nuestro perfil.

-Otros datos de interés: en este apartado se puede incluir, por ejemplo, si se posee licencia de conductor, pasaporte actualizado o posibilidades de trasladarse a otro lugar.

¿Sabías qué…?
El apartado “Otros datos de interés” es una excelente oportunidad para volcar información sobre hobbies o actividades deportivas. Una importante compañía norteamericana decidió el ingreso de un ejecutivo de primer nivel a su planta porque en su CV decía que jugaba al football. ¿Por qué? Porque se consideró que tenía un fuerte entrenamiento para el trabajo en equipo.

2 pensamientos en “El trabajo de buscar trabajo: el Currículum Vitae”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>