Diferentes técnicas de lectura

Releer no tiene por qué ser una tarea monótona y repetitiva. Existen técnicas especialmente recomendadas para cuando abordamos un texto por segunda vez.

Diferentes técnicas de lectura para estudiar mejor
Diferentes técnicas de lectura para estudiar mejor

Estudiar significa, muchas veces, leer textos de mayor o de menor complejidad. Y para incorporar la información que el texto nos proporciona, no siempre alcanza con una primera lectura, sino que hay que abordarlo más de una vez.

Más allá de que existan técnicas tales como el resumen o las fichas, que nos ayudan a retener los conceptos más importantes, a veces hay que releer un texto. Per, ¿sirve realmente leer lo mismo una y otra vez? Podemos caer en el error de pretender estudiar de memoria, repitiendo sin comprender. Y si el texto nos resulta aburrido, es posible que la segunda lectura nos desconcentre. Para que esto no sea una mera tarea de repetición, existen algunas prácticas que podemos implementar.

El subrayado

Ya sea con birome, lápiz o resaltador, el ir subrayando palabras claves nos ayuda a organizar nuestra lectura y a recuperar conceptos importantes con un golpe de vista. Sin embargo, si el texto que debes estudiar es muy largo, una buena idea es ir resaltando frases completas, ideas centrales que nos permitan captar el significado fundamental cuando volvamos a leer el texto. La segunda vez, guiándonos por nuestros subrayados, podremos saltar los ejemplos y las digresiones, y ahorrar tiempo.

La lectura en voz alta

Hay personas que tienen una mayor capacidad de memoria visual, otras que recuerdan mejor por su memoria auditiva. Al recordar la definición de un concepto, ¿qué te resulta más fácil? ¿Imaginar el lugar de la página en donde estaba explicado (arriba, a la derecha de una página impar)? ¿O recordar la voz del profesor cuando lo explicó en clase?

Sea como sea, la lectura en voz alta te servirá para trabajar con tus dos memorias, tanto la auditiva como la visual, y favorecer una pronta incorporación y recuperación de contenidos.

Leer y reformular

Otra buena manera de leer por segunda vez un texto, es la de obligarse a reformularlo (relatar con las propias palabras lo que se leyó). Se puede avanzar un párrafo por vez, una sección o un capítulo, dependiendo de la complejidad del texto y de tu dificultad para comprenderlo. De cualquier manera, el forzarte a reformular lo que lees te sirve para no hacer una mera lectura repetitiva, sino por el contrario, garantizar tu comprensión. Ésta es una buena técnica para estudiar en grupo o en parejas: uno lee y el otro debe prestar atención y explicar lo que se leyó.

  1. cual es la velocidad de lectura a la que debe leer un estudiante de bachillerato????

Leave a Reply

Your email address will not be published.