Consejos para momentos previos al examen final

Ir descansado es fundamental en un examen final
Ir descansado es fundamental en un examen final

Hemos hablado en varias oportunidades en este sitio de ciertas cuestiones aconsejables para dar un buen examen final, ya sea oral o escrito. Ahora bien, no hay que dejar de tener en cuenta los momentos previos al examen, que suponen por lo general instantes de mucha tensión, no hay que desatenderlos. Muchos son los estudiantes que ante un examen dificultoso no duermen la noche anterior o no desayunan. Sin embargo, estas actitudes y otras similares pueden perjudicar la exposición de los temas evaluados.

Intentar dormir bien

Una actitud de lo más normas es que quienes deben rendir cierto día “ahorren” tiempo eliminando momentos de sueño. La noche anterior a una evaluación suele ser un momento de nervios, ese instante en el que creemos que debemos repasar y repasar y aflora la famosa frase “no se nada”. Lo que es preciso entender es que necesitamos descansar física y mentalmente. De nada sirve hacer una jarra de café e intentar resistir y seguir de largo hasta el otro día. Pero pensémoslo de la siguiente manera: si no dormimos la noche anterior a la hora de tener que rendir el examen llevaremos despiertos algo más de 24 horas.

Ningún organismo puede desenvolverse con plenitud en este contexto, si no esta descansado. Además, es regular que los las instancias orales se evalúen de manera oral, esto requiere al máximo nuestra capacidad de respuesta, asociación y desenvolvimiento para llevar a cabo reflexiones y hacernos entender, transmitiendo todo lo que hemos estudiado. Por ello es recomendable que si debemos presentarnos a dar un examen marquemos un límite de horario para la jornada previa. Por ejemplo, si la cita es a las 9 AM podemos proponernos repasar hasta las 12 y luego dormir una cantidad de horas coherentes como para poder estar en condiciones al día siguiente.

Comer bien

Otro de los grandes errores que se suele cometer antes de rendir es no comer, generalmente por los nervios que generan ese tipo de situaciones. Pero sucede algo que no hay que dejar de tener en cuenta. El alimento es algo fundamental para el funcionamiento de nuestro cuerpo y nuestra mente y no alimentarse correctamente antes de un esfuerzo mental tan grande no es prudente.

Es entendible que los nervios ganen terreno pero un buen desayuno es de máxima importancia.
Suele suceder que los exámenes orales aunque estén citados temprano como se presenta mucha gente pasen largas horas de espera si no estamos entre los primeros y entonces el hecho de no comer es aún peor. Por eso, un consejo fundamental es este: aunque no estemos del todo dispuestos, un desayuno aunque sea liviano nos va a ayudar a la hora de tener que demostrar los conocimientos aprendidos.

Un pensamiento en “Consejos para momentos previos al examen final”

  1. parece que todos nos ponemos mas nerviosos mientras mas sabemos! en mi experiecia con casi 15 mesas de exmenes finales aprobadas por suerte… podria decir que el estar nervioso es sintoma que vamos a aprovar. y si no pasa eso, me tomo un fernet de litro solo para olvidar las penas y esperar la proxima mesa. jeje, saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>