Calor en el viaje de Ecuador

Todo estudiante que se precie debe asistir a un viaje de Ecuador (como mínimo) a lo largo de su carrera universitaria. El que quiera repetir y pueda se convierte automáticamente en símbolo de envidia para el resto de sus compañeros.

En el aeropuerto

En el aeropuerto

A este tipo de viajes sueles acudir con la gente de tu clase, por eso de llegar a tercero todos juntos. En mi caso no fue así, ya que el destino que ellos eligieron no era muy de mi agrado. Tenía muy claro lo que significaría ese viaje: diez días muy lejos de casa y de todo el mundo, con mis amigos, mucha fiesta y locura 24 horas. Ver museos y pasear por maravillosos parques no estaba en mis planes en mi viaje de Ecuador.

Elegir aquel que iba a ser nuestro paraíso durante ese tiempo no fue muy difícil y entre todos decidimos que el único destino que cumplía todos los requisitos era Cancún. Playas desiertas, agua transparente, mil posibilidades de ocio y entretenimiento y un solo objetivo: hacer un viaje que recordaremos el resto de nuestra vida.

Elegir una fecha

El mejor momento para visitar Cancún es durante la temporada de Spring Break, tiempo de vacaciones que los estadounidenses utilizan como motivo para celebrar la llegada de la Primavera. La diversión empieza desde el 21 de febrero al 11 de abril y es un non-stop. Durante estas fechas, los miles de estudiantes de USA aterrizan en las playas de arena blanca con el único fin de volverse locos. Sí, realmente parece que les importa todo bastante poco. Consideran que estando en un sitio en el que nadie les conoce pueden hacer lo que les de la gana y por ello suceden las cosas que contaré más adelante. Durante la temporada de Spring Break la gente no conoce ni la vergüenza ni el pudor, simplemente disfruta sin pensar en los demás.

Elegir la compañía

Important factor! Si las personas con las que vas a realizar el viaje no van a ir con los mismos propósitos que tú, no vayas con ellos. Ya que te gastas la millonada que cuesta ese viaje lo tienes que disfrutar al máximo.
Los dos chicos que organizaron nuestro viaje lo hicieron bastante bien. Fuimos unas cincuenta personas, todos amigos o amigos de amigos, todos con las pilas cargadas de buen rollo. Desde el primer momento que llegamos al aeropuerto ya se veía el ambientazo. La gente tenía ganas de darlo todo y eso hicimos.
Seamos realistas, en todo grupo tenemos al típico trío (suelen ser tres siempre) que van más a lo suyo. A esos ni mirarlos. Tú con los de la fiesta, con esos con los que después podrás quedar para ver las fotos y comentar lo bien que lo pasasteis.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete